Se avisora conflicto de tierras en pueblos indígenas de Ometepe.

Parte de las personas demandadas por los hermanos Guillén Oconor bajo el cargo de Usurpación de tierras y Amenzas de muerte. Les acompañan Familiares y amigos.

Parte de las personas demandadas por los hermanos Guillén Oconor bajo el cargo de Usurpación de tierras y Amenzas de muerte. Les acompañan Familiares y amigos.

Pobladores del Pueblo Indígena Urbaite – Las Pilas de la Isla de Ometepe podrían verse enfrentados con productores locales por tierras que ambas partes reclaman como propias.

En el Juzgado Único Local del Municipio de Altagracia se ventila la denuncia de los hermanos Alejandro Antonio y Guillermo Arturo, ambos de apellidos Guillen Oconor en contra de siete pobladores de la Comunidad Indígena Las Pilas por amenazas de muerte y usurpación de propiedad privada, según consta en el expediente 000104-0421- 2015 CV del Juzgado Civil del Registro de Rivas, donde se interpuso inicialmente la causa.

Por su parte la Junta Directiva Provisional de la Autoridad Tradicional de la Comunidad Indígena Las Pilas destaca en una nota enviada a las autoridades judiciales que deben considerar que “las personas demandadas nunca han estado en ninguna propiedad privada, y solamente han expresado defender lo que consideran propio, sin ninguna expresión de intimidación, según relatan personas que conocen del hecho”.

En la misiva enviada al Juzgado Local Único de Altagracia se lee que: “Esta Junta y la comunidad Las Pilas, reconocen los antecedentes que hay sobre las 50 manzanas en cuestión, que primero fueron cedidas a una cooperativa en los años 80, cuyos miembros se desarticularon y que luego optaron por dividirlas a su favor y asumirlas como propiedades privadas individuales. Y que finalmente, uno de estos aparentes “dueños” hace un acto en la que otorga poder de propiedad a los hermanos Guillen Oconor.

Tierras indígenas
no son comercializables.
Según Amindad Rodríguez, del Movimiento Indígena de Nicaragua, las tierras indígenas no se pueden vender, no se pueden comprar y no se pueden enajenar, y cualquier trato sobre las mismas es invalido.

Tal afirmación la hace basado en la Ley del 3 de junio de 1914 aún vigente que dice: “Las tierras comunales indígenas no son comercializables y por ello no pueden prescribir”, y “es prohibido a las Juntas Directivas vender los terrenos pertenecientes a la comunidad”.
Rodríguez destacó que el instrumento internacional: El Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT): “Sobre pueblos Indígenas y Tribales y que fue ratificado por el Estado de Nicaragua y la Constitución Política de Nicaragua en su Artículo 5, reconocen la propiedad de los pueblos indígenas. En el caso del Pueblo Indígena Urbaite –

Las Pilas el territorio fue comprado a la entonces Villa Altagracia, y fue registrado bajo el número 5,818 el nueve de octubre de mil ochocientos ochenta y cinco.

Pobladores dispuestos a
defender sus tierras.
Este 30 de junio a las nueve de la mañana, las siete personas demandadas, entre estas algunas mujeres, deben presentarse al Juzgado Local Único de Altagracia para responder por la demanda. Cuatro de los acusados han sido declarados en rebeldía por no asistir a la audiencia preliminar.

Rolando Alvarado, uno de los demandados manifestó que “Nosotros le expusimos a la jueza que no hemos sido usurpadores de las tierras, al menos yo tengo 19 años de trabajar allá. No estoy en contra de los señores quienes hayan o no hayan comprado, lo que si siempre lo diré hasta el final, es que nunca (los Oconor Guillen) han tenido posesión de la tierra”.

Pobladores de la comunidad han manifestado que están dispuestos a levantarse para defender sus tierras y preparan una marcha en apoyo a las personas demandadas.

Gustavo Adolfo Hernández dijo que están dispuestos a levantarse con toda la población porque realmente aquí pertenecemos a una comunidad indígena y las propiedades aunque las compren siempre pertenecen a las comunidades indígenas. “Nos han acusado de un sin número de cosas ciertas personas que han sido terratenientes y que de ahí en adelante nuestras familias que han cultivado esas propiedades, no van a tener ni dónde ir, ni donde poder buscar el alimento de nuestros hijos”, comentó.

Servicio Informativo RDS
Con la colaboración de la periodista Patricia Zúñiga
de GAPA Producciones.

Anuncios

Acerca de RDS

La Asociación Red de Desarrollo Sostenible (RDS) es una entidad sin fines de lucro para la promoción del Desarrollo Humano Sostenible, que ve en la comunicación y las TIC herramientas de apoyo importantes para la promoción del Desarrollo Humano Sostenible. En tal sentido basa su trabajo en los Derechos Humanos y la búsqueda del desarrollo integral de las personas a partir de su protagonismo.
Esta entrada fue publicada en Comunicación para el Desarrollo, Derechos Humanos, Desarrollo Humano Sostenible, Pueblos Indígenas. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Se avisora conflicto de tierras en pueblos indígenas de Ometepe.

  1. Pingback: Conflictos y muertes por tierras que no se pueden vender | Red de Desarrollo Sostenible

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s