Concejales de Bluefields niegan derechos a comunidad LGBTI.

Concejales inicialmente estaban a favor de propuesta, pero luego se echaron para atrás.

Concejales inicialmente estaban a favor de propuesta, pero luego se echaron para atrás.

Concejales municipales del Municipio de Bluefields renegaron de los derechos humanos al evitar la aprobación de una Política Pública Municipal que beneficiaría socialmente a Lesbianas, Gay, Bisexuales, Transgéneros, Transexuales e Intersex (LGBTI) en ese municipio caribeño.

El Movimiento de la Diversidad Sexual de la Región Autónoma del Atlántico Sur “Alexis Montiel Alfaro” (MDS RAAS), durante más de un año trabajó una propuesta de cinco puntos fundamentales para garantizar acceso a la educación, salud, empleo sin discriminación, participación y seguridad ciudadana a la población LGBTI de Bluefields.

Aparentemente la propuesta fue bloqueada por órdenes directa de la Alcaldesa, Karla Martín, quien lograría que la bancada sandinista (18 votos) y la oposición se unieran para denegar la propuesta.

El Director de MDS-RAAS, Tyrone Aburto, comentó que los principales argumentos para impedir la aprobaciòn de la política fueron los fundamentalismos religiosos que condenan la homosexualidad, sin obviar que ese municipio fue segregado por cientos de años por razones de identidad étnica y en algunos casos bajo argumentos religiosos como el estimgma que cargan creoles y mikitos de practicar brujería.

Aburto destacó que muchos concejales de ambas bancadas en un inicio estaban de acuerdo con la propuesta. “Nos dijeron que estaba muy buena la propuesta y bien planteada, pero antes de la presentación de esta propuesta la Alcaldesa llamó a una reunión privada a la bancada sandinista donde ordenó que nadie votara a favor y así se vió en la presentación”, aseguró.

Aburto comentó que denunciarán el caso ante otros actores sociales y la población que siempre los apoya en sus acciones, y se disponen a enviar una misiva a las autoridades nacionales.

PNUD analiza si crecimiento económico equivale a Desarrollo Humano.

Comunidad LGBTI fue primera en la consulta.

Comunidad LGBTI fue primera en la consulta.

Conocer la percepción de los distintos actores de la sociedad sobre el crecimiento económico vinculado a la reducción de la pobreza y las desigualdades sociales en los grupos sociales y excluidos es la meta de un proceso de consultas que realiza el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) en Nicaragua.

El informe que lleva por nombre “El progreso multidimensional” tendrá una proyección para América Latina y el Caribe y se basa en cuestionar si el crecimiento económico en sí es suficiente para alcanzar los estándares de vida sostenibles acordes al cumplimiento de los derechos humanos de los pueblos.

En el caso de Nicaragua el proceso de consulta inicio el 24 y 25 de julio con grupos focales del liderazgo de la comunidad de lesbianas, gays, bisexuales, personas transgéneros, transexuales e intersex (LGBTI). Y contempla otros sectores como pueblos indígenas y personas que conviven con el VIH-sida.

En este proceso se plantearon los temas que tienen que ver con el crecimiento económico, también con la reducción de la pobreza y las desigualdades sociales debido a que siguen siendo grupos excluidos y marginados.

Según María Rosa Renzi, de la Oficina del PNUD en Nicaragua, un porcentaje alto de la población se encuentra aún en estado de vulnerabilidad. “Casi el 30% de la población de la región enfrenta el riesgo de regresar a la pobreza sino se logran mantener los avances”, dijo.

Por su parte, José Ignacio López, de la Red de Desarrollo Sostenible destacó que el principal planteamiento en la sesión de trabajo fue la demanda al reconocimiento social y legal de las personas LGBTI, y que las políticas públicas deben basarse no solo en el rol de garante de los derechos que tienen los Estados, sino que deben asegurar el enfoque de derechos humanos.

De éxito total califican Marcha del Orgullo organizada por la Mesa Nacional LGBTI.

Imagen4De rotundo éxito fue calificada la Marcha del Orgullo por las identidades de Género y Orientaciones Sexuales realizada este domingo 28 de junio en Managua Nicaragua, organizada por la Mesa Nacional LGBTI (Lesbianas, Gais, Bisexuales, Personas Transgéneros, Transexuales e Interex).

La marcha que tomó una ruta novedosa, partió de los semáforos del mercado El Mayoreo, recorrió durante más de dos horas distintos barrios populosos de la capital, los que se inundaron de alegría con el colorido, la música y las consignas de las y los manifestantes.

Milton Rayo de la Asociación de Transgéneras de Chinandega (Asotrachi), destacó que la marcha fue una de las más concurridas. “Me sentía en San Francisco (California) al ver a tantas personas aglomeradas en las calles de Managua. Me cuesta describir el gran éxito rotundo por la organización gracias a un buen grupo logístico”.

Ana Lucía Guerrero Centeno.

Ana Lucía Guerrero Centeno.

Con relación a la ruta tomada en la que se compartió con pobladores de barrios populares dijo que “si nosotros nos aislamos de la comunidad, nunca nos van a reconocer, tenemos que hacerla participe aunque sea de espectadores para que digan esta gente si estáorganizada y reconozcan nuestros derechos”.

Por su parte, Ana Lucia Guerrero Centeno una joven feminista de 22 años, parte de Colectiva Casa de los Colores comentó lo positivo de la participación de otras organizaciones que no pertenecen a la Mesa Nacional LGBTI. Agregó que ahora se le da un punto más político, que no solo es solo celebrar, que estamos demandando derechos, porque que hay violencia por parte del Estado y la sociedad.

Agregó que conoció de comentarios negativos de pobladores en el transcurso de la caminata, pero que una buena parte optó por integrarse, saludar, escuchar lo que se gritaba y acompañar la marcha, que es una muestra de que se está llegando con el mensaje.

Pobladores opinaron favorablemente sobre la marcha del Orgullo LGBTI.

Pobladores opinaron favorablemente sobre la marcha del Orgullo LGBTI.

Pobladores expresaron su solidaridad.

La marcha tuvo momentos emotivos, pues en el recorrido el Bar Micky adornó su fachada con banderas del arcoíris y con micrófono en mano saludaban a la gente de la marcha. Un kilómetro más adelante, un centenar de personas estaban a la expectativa del encuentro de una joven transgénero engalanada en traje de fantasía que recibía la marcha y se unía al recorrido.

Otro gesto solidario fue la repentina aparición de una mujer de aproximados 30 años que en su camioneta llevó agua para hidratar a la gente que marchaba.

Una abuela de unos 60 años con niño en brazos saludó la marcha, mientras decía que: “todos en la vida tenemos derechos, como tal debemos respetar su decisión, por eso estoy apoyándolos a ellos”.

Un joven de unos 23 años comentó que la marcha era excelente y se debía respetar la “igualdad de género”, mientras una mujer de aproximados 40 años dijo que nunca nos pongamos en contra de los gay y las lesbianas, porque son seres humanos, igual que uno. “Todo el tiempo me ha gustado cooperar, apoyarlos como ciudadana”.

El Caribe se hizo sentir.
En medio del bullicio de batucadas, vuvuzelas y chicheros también resonó el rítmico sonido caribeño como el Tululù, Palo de mayo, y otras danzas de origen afro-nicaragüense y de la cultura indígena-samba misquita.
El sabor caribeño también se manifestó en el evento cultural que selló el éxito de la marcha, en la que se presentaron muestras canto, danza urbana y teatro.

Las demandas LGBTI en Nicaragua.
La marcha se vistió de relevancia, ya que en días recientes una encuesta de Borges y Asociados revelaba que más del 80 por ciento de la población nicaragüense desaprueba el matrimonio igualitario y la adopción de hijos por parejas del mismo sexo. No obstante, las demandas de la comunidad LGBTI en Nicaragua centran su prioridad es los derechos a salud integral, educación sin discriminación, el acceso a justicia y la seguridad ciudadana, y el reconocimiento a las identidades de género y la orientación sexual en una sociedad que brinde trato digno y con respeto.