La libertad de expresión antes del 19 de abril; Censura desde lo político, económico y religioso

dddddddddd.png

Los sectores juveniles demandan de un periodismo comprometido con la verdad, Foto del 26 de Abril, durarte el homeje al periodista caído Angel Gaona.

Por Oscar Alvarez*

Nicaragua conmemora este 3 de Mayo, Día Mundial de la Libertad de Prensa con duelo e indignación por el asesinato del periodista Ángel Gaona, la censura canales de televisión y agresiones a periodistas en el ejercicio de sus funciones durante las protestas iniciadas el pasado 19 de abril.

Lo anterior es el clímax de una serie de prácticas ejercidas por el actual gobierno para mantener el control sobre la opinión pública. Años ya, han desaparecido de las páginas web las cifras oficiales sobre sobre temas económicos, licitaciones y otros asuntos de interés público. Las cámaras de los medios de comunicación no acceden a cárceles y zonas francas, pese a denuncias de maltratos hacia los reos y trabajadores respectivamente.

El gobierno también controla por lo menos cinco canales de televisión en Managua y radios como La Sandino y la Nueva Ya, una red de radios locales y canales de TV en alcaldías afines y por su puesto su presencia en forma diáspora en la internet.

Estos medios cuentan con un libreto específico: divulgar las acciones de gobierno y los avances del país en materia económica y social, y una abierta promoción de la empresa privada. Se complementa con la negativa de los funcionarios públicos de dar entrevistas y los comunicados desde la vicepresidencia es la forma de contacto del gobierno con el periodismo y la nación.

CENSURA DESDE EL PODER ECONOMICO
Pero la censura del derecho humano a la libertad de expresión tiene otros entre telones pocos analizados en un país como Nicaragua, donde se ha instalado un binomio de Empresa Privada – Gobierno que decide los destinos económicos del país.

Según el Coordinador del Movimiento Comunal Nicaragüense, Douglas Pérez, hay periodistas que previo a dar entrevistas, le han manifestado que: no hable sobre tal empresa o un producto porque no lo van a pasar.

Cabe señalar que la organización comunitaria ha denunciado desde años anteriores la existencia de monopolios y oligopolios que controlan los precios del mercado de alimentos de forma artificial en productos como la carne, el huevo, el azúcar, entre otros.

CENSURA DESDE LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN
Otro de los actores afectados por la censura en los propios medios de comunicación son los pueblos indígenas (del pacifico, centro y norte de Nicaragua), que han sido omitidos en las agendas informativas.

Así se dio en el caso de la Comunidad Indígena Salinas de Nahualapa en el municipio de Tola, Rivas, que mantiene por más de una década una disputa por un área de territorio que colinda con una de las mejores playas de Nicaragua y el mundo. Su caso fue presentado en medios de comunicación en Managua, pero la versión que sobre sale es la que beneficia a los inversionistas de origen estadounidense, que según medios nacionales como el Nuevo Diario, proyecta un desarrollo turístico por un monto de US$20 millones.

En lo publicado en distintos medios, se obvia que pese a lo que digan los tribunales nacionales, las tierras indígenas no son objeto de compra y venta, y cualquier trato sobre las mismas se vería invalidado. Tampoco se dice que los tribunales nacionales no tienen potestad para dirimir causas sobre las tierras indígenas por ser de orden constitucional y éstas son protegidas por instrumentos internacionales firmados por el Estado de Nicaragua.

Tales versiones fueron expuestas incluso ante medios de gran credibilidad como La Prensa. Los líderes indígenas mostraron su documentación como los trazos de medida certificada por el Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (Ineter) y el título indígena de la propiedad. Tras una extensa entrevista y días de gestión el redactor del diario dijo que no habían publicado la nota por no contar con la versión de los inversionistas. Por el contario, los dueños de La Flor tienen cancha abierta, sus opiniones se publican sin consultar a los pueblos indígenas.

CENSURA POR CAUSAS RELIGIOSAS
No cabe duda que entre los más silenciados por años en los medios de comunicación han sido las Lesbianas, Gais, Bisexuales, Transgéneros, Travestis e Intersex (LGBTI).

Para José Ignacio López de la Red de Desarrollo Sostenible (RDS), la presencia de esta comunidad en el ambiente mediático se limitó por años a los concursos de belleza, pero muy poco en programas de opinión y debate para abordar sus demandas y problemáticas como la violencia verbal y física y la discriminación en toda su dimensión, incluso en el seno familiar.

En este punto, se reconoce que los medios de comunicación oficiales han abiertos sus revistas matutinas, noticieros y hasta han diseñado programas especiales en ocasión de fechas memorables para esa comunidad. La censura viene de otro lado.

Azucena Acevedo, relacionista pública de RDS cuenta que tras muchas gestiones para promover la visita de grupos LGBTI en los medios de comunicación, resalta un correo enviado por una productora de Canal 12. En este se informa que no se daría espacio en el programas de revista para abordar temas sobre los derechos LGBTI, La Ley 779; Ley integral contra la violencia hacia las mujeres y el aborto. Las razones: la filiación religiosa de los dueños del canal.

Un caso similar pasó en gestiones con 100 por Ciento Noticias, el mismo canal que fue censurado durante las recientes protestas y que fue objeto del robo de una cámara de video a uno de sus equipos de prensa. En una llamada telefónica para solicitar espacio y cobertura, una de las productoras respondió de forma escueta que ese medio no abordaba esos temas porque sus dueños son cristianos.

Casos como los mencionados son muchos. Ello solo nos describe que en el país, el actual gobierno no es el único actor en establecer prácticas que limitan y atentan en contra de la libertad de expresión.

No obstante, evidencia la necesidad de contar con políticas informativas inclusivas en favor de la libertad de expresión de todos los grupos sociales. Que se creen modelos de gestión de los servicios de prensa autónomos a la voluntad de los dueños de los medios mismos. Pero para soñar sobra tiempo, por el momento este derecho lo cumple la gente por propia cuenta a través de las redes sociales, que en el caso de Nicaragua aún le falta implementar formatos que vayan más allá de la inmediatez y la denuncia.

*Periodista, experto en Comunicación para el Desarrollo.

Anuncios

Acerca de RDS

La Asociación Red de Desarrollo Sostenible (RDS) es una entidad sin fines de lucro para la promoción del Desarrollo Humano Sostenible, que ve en la comunicación y las TIC herramientas de apoyo importantes para la promoción del Desarrollo Humano Sostenible. En tal sentido basa su trabajo en los Derechos Humanos y la búsqueda del desarrollo integral de las personas a partir de su protagonismo.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s