… es por nosotros que doblan las campanas

Imagen1

La economía como método de lucha afecta más a los sectores vulnerables. Imagen del paro nacional en Nicaragua tomada de redes sociales.

Welbin Romero Jirón*

La crisis nicaragüense pareciera estar en un punto muerto en el ámbito político y no se escuchan propuestas frescas, que destraben el momento, lo que para la población general no debería tener mayor trascendencia, sino fuera porque se ha pasado a utilizar la afectación de lo económico como método de lucha político.

Todos los días se leen y escuchan noticias sobre el desempeño de la economía, en estas se destaca la caída de la actividad económica, pero no se incluyen alternativas de solución. Del mismo modo, se enfatiza el hecho de que los Estados Unidos esté aprobando una ley, que además de imponer sanciones a connacionales, ordenaría a sus representantes en las bancas multilaterales, a oponerse a nuevos préstamos al gobierno de Nicaragua, ¿se trata de una nueva automutilación económica?

Otra vez los nicaragüenses nos autodestruimos. Ursula, la matriarca de Macondo, en 100 años de Soledad decía que la vida daba vueltas en círculos concéntricos, cuando veía que sus nietos y tataranietos repetían las locuras de sus padres, pareciera que Nicaragua se encuentra atrapada en esos círculos, volviendo como si nada, al mismo punto; al atraso y el subdesarrollo. Como Amaranta haciendo su mortaja para luego deshacerla y volverla a hacer, esperando el día de su muerte, que según se había predicho, sería el mismo día en que terminará su mortaja.

¿Por qué los nicaragüenses debemos aplaudir que se apruebe tal ley?, que solo afecta a los desposeídos. De donde se desprende que hay naciones que por su poderío económico y militar tienen derecho a promulgar leyes donde definen lo que deben hacer los gobiernos de terceros países, puede ser que eso apoye políticamente a una facción en contienda, pero, ¿es ético?, al simpatizar con esas acciones no le otorgamos el derecho de inmiscuirse en nuestros asuntos, y tomen nota que no se trata de un concierto de naciones, sino de un país que se siente con derecho de ser investigador, juez y verdugo.

La eliminación o en el mejor de los casos la disminución de los préstamos de las multilaterales, ¿a quienes perjudica?, Nicaragua ya no necesita de héroes o mártires, llevamos 500 años de historia recreándonos en ellos, pero en general son los más pobres, quienes ponen la inmensa mayoría de estos, mientras los que deciden las crisis, poco aportan en este sentido. Nicaragua necesita responsabilidad, y está, hoy reclama de propuestas que nos saquen del atolladero en el que nos metimos y disminuyan los efectos de la crisis.

Mientras tanto, estamos destruyendo la economía y como bien sabemos, es fácil destruir, pero infinitamente más difícil construir. Con ello en mente ¿cuál es el escenario más probable?, la respuesta pareciera, la de un gobierno, cualquiera que sea, gobernando sobre la destrucción… una vez más.

¿Nicaragua requiere un nuevo pacto social?, sin duda, que sí. También requiere de una nueva cultura, en la que todos queramos ser héroes, pero por hacer innovaciones que nos saquen de la perenne crisis política, económica y científica en la que vivimos desde la colonia.

*El presente artículo es una colaboración del economista e investigador Welbin Romero.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s