Día Internacional de los Pueblos Indígenas; más que una celebración

indigenas

Jóvenes de pueblos indigenas del sur de Nicaragua en taller de comunicacion para la promociòn de sus derechos humanos y ancestrales.

Por Yara Michelle Álvarez Díaz*

Este nueve de agosto se celebró el Día Internacional de los Pueblos Indígenas, efeméride que evoca las raíces de muchos pueblos y culturas en Latinoamérica. Pero más allá de una celebración que recuerda la historia, ésta se revalora para apropiarse de los nuevos retos que tienen pueblos y naciones que aún reclaman derechos ancestrales, incluyendo los de origen africano.

Pero cómo se reconocen estos pueblos en la actualidad. Bueno, los pueblos indígenas o afrodescendientes son grupos de personas que conservan las tradiciones, costumbres y lenguas, o vestigios culturales de sus antepasados de la época precolombina con el fin de preservar su identidad.

A lo largo del tiempo estos pueblos han protagonizado una lucha por la preservación de su cultura, el respeto a sus tierras y en general a sus derechos humanos; pues son sujeto de discriminación, invisibilidad y estigmatización. Es muy común escuchar frases en la que se compara a lo indio con lo malo o inferior.

Con la finalidad de reconocerles, la Asamblea General de las Naciones Unidas, declaró el 23 de diciembre de 1994 que el 9 de agosto de cada año se celebra el Día Internacional de los Pueblos Indígenas. Esto con el objetivo de fortalecer la cooperación internacional para la solución de los problemas que enfrentan las comunidades indígenas en ámbitos como los derechos humanos, el medio ambiente, el desarrollo, la educación y la salud.

Ello implica que los estados deben cumplir su compromiso con cada etnia indígena que se encuentre en su país. Como hacer acciones para la preservación de su riqueza cultural, legado de costumbre, religión, vestimenta, respeto a la libertad. También otorgar el derecho a la educación en su propia lengua para los pueblos que la conservan.

Según la Organización de las Naciones Unidas en el mundo hay más de 5000 grupos distintos de indígenas en 90 países, lo que equivale a 370 millones de personas; América Latina cuenta con 522 (pueblos).

En el caso de Nicaragua son más de 10 etnias. En la Región pacifico se encuentran los náhuatl, chorotegas, sutiavas, en el caribe están los creoles, garífunas, misquito, rama, mayagnas, zambos y en el centro sur y norte están los chorotegas y matagalpas.

A pesar del reconocimiento nacional e internacional, en la actualidad se siguen viendo violaciones de derechos humanos de estos pueblos. En Nicaragua, sus tierras son invadidas por colonos, y por más que lo grupos indígenas opten por medidas legales para evitar su usurpación, estas no parecen ser efectivas a pesar de los convenios suscritos por el Estado.

Para conocer más sobre esto es recomendable más uso de la historia en las escuelas primarias y secundarias, debido a que no se tiene conocimiento de ello. Es importante sensibilizar a la población sobre por qué hay día a nivel internacional dedicado a los pueblos indígenas y más que una celebración, se tenga en cuenta que aquí en su país se les reconoce sus derechos.

*Yara Michelle Álvarez Díaz es estudiante de antropología de la Universidad Autónoma de Nicaragua en Managua.

Postura de Nuncio del Vaticano en Nicaragua contradice discurso del Papa sobre derechos indígenas.

imagen2

Pobladores misquitos (izq.) y Nuncio Apostólico (der.) durante el encuentro llevado a cabo con comunidades indígenas del caribe norte de Nicaragua. / Imágenes captura de vídeo La Prensa – Internet.

Mientras el Papa Francisco en Roma pedía que los gobiernos reconozcan a las comunidades indígenas, el Nuncio Apostólico en Nicaragua, Monseñor Fortunatus Nwachukwu, dio prácticamente la espalda a las comunidades misquitas que le solicitaban llevara un mensaje al Pontífice sobre la invasión de tierras que sufren por parte de colonos.

Monseñor Nwachukwu, de origen africano se mostró airado ante misivas (según sus palabras) de no convivencia pacifica (con quienes les arrebatan sus tierras), y que se  pedìa poner al tanto al Vicario de Cristo sobre la invasión de colonos que poco a poco arrinconan a las comunidades en espacios cada vez más limitados donde de no pueden conseguir lo necesario para su sobre vivencia de acuerdo a su cultura y tradiciones que datan de cientos de años.

“He leído distintas cartas que se presentan acá (de) no a la convivencia pacífica. ¿Ustedes quieren que yo vaya a decir esa cosa al Santo Padre, al papa Francisco, que en Nicaragua los católicos cristianos no quieren convivencia pacífica con otros cristianos católicos?”

“Bueno, yo voy a decir al Santo Padre que Ustedes los miskitos católicos quieren quedar excluidos como miskitos y no quieren convivencia pacífica con otros católicos, simplemente porque no son miskitos. Y entonces, yo me levanto y me voy, porque yo soy negro, no soy miskito, no soy mestizo, no soy garífono, yo soy africano, soy nigeriano”, agregó el nuncio.

imagen1

El Papa Francisco posa junto a participantes en el Foro de Pueblos Indígenas organizado por FIDA./ Foto Internet.

Lo dice el Papa Francisco

justify;”>Por su parte, el Papa Francisco se reunió el quince de febrero con un grupo de indígenas participantes en el Tercer Foro de los Pueblos Indígenas convocado por el Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA).

Ahí, el Papa leyó un mensaje de respaldo a los más íntimos intereses de los pueblos indígenas. “Creo que el problema principal está en cómo conciliar el derecho al desarrollo, incluyendo también el de tipo social y cultural, con la protección de las características propias de los indígenas y sus territorios”, dijo.

Agregó que siempre debe prevalecer el derecho al consentimiento previo e informado, según exige el Art. 32 de la Declaración sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas. “Sólo así se puede garantizar una cooperación pacífica entre las autoridades gubernamentales y los pueblos indígenas, que supere contradicciones y conflictos”, aseveró.

Saneamiento de los territorios indígenas.

El Nuncio también destacó que ha estado en comunicación con el Gobierno de Nicaragua y que éste mantiene su compromiso con el saneamiento de los territorios indígenas. Ello reconoce la estadía de terceros (habitantes no indígenas) que poseen títulos agrarios y se rige por la Ley No. 445; LEY DEL REGIMEN DE PROPIEDAD COMUNAL DE LOS PUEBLOS INDIGENAS.

La Ley también dice que: “Los terceros en tierras indígenas sin título alguno deberán abandonar las tierras indígenas sin indemnización; pero en caso de que pretendan permanecer en ellas, pagaran un canon de arrendamiento a la comunidad”.

La Ley No. 445 fue publicada en La Gaceta Diario Oficial el 23 de enero del año 2003 y suponía una solución a los problemas de propiedad indígenas. No obstante, las invasiones a los territorios indígenas no han cesado, lo que ha provocado episodios de violencia. El conflicto ya cobró la vida de varias personas entre indígenas y colonos en los que va del año.

Las controvertidas palabras del Nuncio podrían ser interpretadas por quienes intentan apoderarse de las tierras indígenas como un permiso para continuar los procesos de expropiación y saqueo de los territorios indígenas, pues sus argumentos religiosos hacen ver a los indígenas como causantes de conflictos y no como defensores de sus tierras.

Otro muerto por conflicto de tierras indigenas en Muy Muy.

Muy MUY

Asamblea de Pueblos Indigena de Muy Muy durante la elección de sus autorides.

En un estado de consternación e indignación se encuentra la comunidad Uluse del Pueblo Indígena Muy Muy, departamento de Matagalpa, tras el asesinato de Israel Dávila la noche del 20 de marzo, producto del conflicto entre colonos retirados del Ejército de Nicaragua y la Resistencia con pobladores indigenas.

Dávila, quién era colono, pero casado con una mujer indígena de Muy Muy, había sido amenazado junto a otros pobladores indigenas en días anteriores para que desalojaran sus propiedades.

El conflicto, que según el Secretario del Consejo del Pueblo Indígena de Muy Muy, Eugenio Rivera Garmendia, data desde los años 90, ha cobrado la vida de varios líderes indigenas, incluyendo a Ángela Guido, quien fuera asesinada en estado de embarazo en el 2002.

Anuncio de procurador de la propiedad calienta conflicto.
La situación de violencia se agravó después de que el Procurador Departamental de la Propiedad en Matagalpa, Juan Bautista Betanco Meneses ordenara a los colonos tomarse las tierras, y que los títulos les serían entregados el ocho de mazo del presente año. “El siete de marzo se dio un enfrentamiento entre  colonos e indígenas, y avisamos (al diputado indígena) Noe Coleman, quien viajó a las once de la noche a Muy Muy”, comentó.

MIN llama reconocer derechos ancestrales.

Maritza Centeno. Movimiento Indigena de Nicaragua.

Maritza Centeno. Movimiento Indigena de Nicaragua.

Por su parte Maritza Centeno, del Movimiento Indígena de Nicaragua (MIN) llamó al Estado a reconocer los derechos de los pueblos indigenas  establecidos en el Convenio sobre Pueblos Indígenas y Tribales, también conocido como Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

Dicho Convenio fue ratificado por el Gobierno de Nicaragua en el año 2010 y en su artículo 14 expresa que “Deberá reconocerse a los pueblos interesados el derecho de propiedad y de posesión sobre las tierras que tradicionalmente ocupan”, y manda a los gobiernos garantizar la protección efectiva de sus derechos de propiedad y posesión.

Para mayor información:

Aminada Rodriguez – MIN
min1992.nicaragua@gmail.com
89245745

Maritza Centeno – MIN
avedelparaiso73@hotmail.com
85266653

Eugenio Rivera Garmendia – PI Muy Muy / MIN
77705072
eugenio.riveragarmendia@yahoo.com

Petronilo López – Consejo de Ancianos ULUSE – Muy Muy
77965736

Se avisora conflicto de tierras en pueblos indígenas de Ometepe.

Parte de las personas demandadas por los hermanos Guillén Oconor bajo el cargo de Usurpación de tierras y Amenzas de muerte. Les acompañan Familiares y amigos.

Parte de las personas demandadas por los hermanos Guillén Oconor bajo el cargo de Usurpación de tierras y Amenzas de muerte. Les acompañan Familiares y amigos.

Pobladores del Pueblo Indígena Urbaite – Las Pilas de la Isla de Ometepe podrían verse enfrentados con productores locales por tierras que ambas partes reclaman como propias.

En el Juzgado Único Local del Municipio de Altagracia se ventila la denuncia de los hermanos Alejandro Antonio y Guillermo Arturo, ambos de apellidos Guillen Oconor en contra de siete pobladores de la Comunidad Indígena Las Pilas por amenazas de muerte y usurpación de propiedad privada, según consta en el expediente 000104-0421- 2015 CV del Juzgado Civil del Registro de Rivas, donde se interpuso inicialmente la causa.

Por su parte la Junta Directiva Provisional de la Autoridad Tradicional de la Comunidad Indígena Las Pilas destaca en una nota enviada a las autoridades judiciales que deben considerar que “las personas demandadas nunca han estado en ninguna propiedad privada, y solamente han expresado defender lo que consideran propio, sin ninguna expresión de intimidación, según relatan personas que conocen del hecho”.

En la misiva enviada al Juzgado Local Único de Altagracia se lee que: “Esta Junta y la comunidad Las Pilas, reconocen los antecedentes que hay sobre las 50 manzanas en cuestión, que primero fueron cedidas a una cooperativa en los años 80, cuyos miembros se desarticularon y que luego optaron por dividirlas a su favor y asumirlas como propiedades privadas individuales. Y que finalmente, uno de estos aparentes “dueños” hace un acto en la que otorga poder de propiedad a los hermanos Guillen Oconor.

Tierras indígenas
no son comercializables.
Según Amindad Rodríguez, del Movimiento Indígena de Nicaragua, las tierras indígenas no se pueden vender, no se pueden comprar y no se pueden enajenar, y cualquier trato sobre las mismas es invalido.

Tal afirmación la hace basado en la Ley del 3 de junio de 1914 aún vigente que dice: “Las tierras comunales indígenas no son comercializables y por ello no pueden prescribir”, y “es prohibido a las Juntas Directivas vender los terrenos pertenecientes a la comunidad”.
Rodríguez destacó que el instrumento internacional: El Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT): “Sobre pueblos Indígenas y Tribales y que fue ratificado por el Estado de Nicaragua y la Constitución Política de Nicaragua en su Artículo 5, reconocen la propiedad de los pueblos indígenas. En el caso del Pueblo Indígena Urbaite –

Las Pilas el territorio fue comprado a la entonces Villa Altagracia, y fue registrado bajo el número 5,818 el nueve de octubre de mil ochocientos ochenta y cinco.

Pobladores dispuestos a
defender sus tierras.
Este 30 de junio a las nueve de la mañana, las siete personas demandadas, entre estas algunas mujeres, deben presentarse al Juzgado Local Único de Altagracia para responder por la demanda. Cuatro de los acusados han sido declarados en rebeldía por no asistir a la audiencia preliminar.

Rolando Alvarado, uno de los demandados manifestó que “Nosotros le expusimos a la jueza que no hemos sido usurpadores de las tierras, al menos yo tengo 19 años de trabajar allá. No estoy en contra de los señores quienes hayan o no hayan comprado, lo que si siempre lo diré hasta el final, es que nunca (los Oconor Guillen) han tenido posesión de la tierra”.

Pobladores de la comunidad han manifestado que están dispuestos a levantarse para defender sus tierras y preparan una marcha en apoyo a las personas demandadas.

Gustavo Adolfo Hernández dijo que están dispuestos a levantarse con toda la población porque realmente aquí pertenecemos a una comunidad indígena y las propiedades aunque las compren siempre pertenecen a las comunidades indígenas. “Nos han acusado de un sin número de cosas ciertas personas que han sido terratenientes y que de ahí en adelante nuestras familias que han cultivado esas propiedades, no van a tener ni dónde ir, ni donde poder buscar el alimento de nuestros hijos”, comentó.

Servicio Informativo RDS
Con la colaboración de la periodista Patricia Zúñiga
de GAPA Producciones.

Pueblos Indígenas de Nicaragua saludan victoria mapuche.

Indígenas de Nicaragua llaman al Estado de Nicaragua a cumplir el Convenio 169, Sobre pueblos indigenas y tribales, de la Organización Internacional del Trabajo.

El pueblo mapuche de Chile libra una batalla constante por la defensa de sus territorios ancestrales.

El pueblo mapuche de Chile libra una batalla constante por la defensa de sus territorios ancestrales. Foto NP-FB

Yanses Díaz Guerrero
comunicacionrds@gmail.com

El Movimiento Indígena de Nicaragua saludó este jueves la victoria de pueblo Mapuche con el fallo de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), que ordena al Estado de Chile dejar sin efecto las condenas por terrorismo contra siete líderes indígenas y una activista en ese país sudamericano.

En el año 2013, los indigenas mapuches Segundo Aniceto Norín Catrimán, Pascual Huentequeo Pichún Paillalao, Víctor Ancalaf Llaupe, Florencio Marileo Saravia, Juan Marileo Saravia, José Huenchunao Mariñán y Juan Ciriaco Millacheo Licán y la activista Patricia Troncoso Robles fueron procesadas bajo la llamada “Ley Antiterrorista”, por hechos ocurridos en el 2001 y 2002 en las regiones de Biobío y la Araucanía.

En esa zona se mantiene abierto desde hace dos décadas un conflicto que enfrenta a grupos mapuches con empresarios agrícolas y forestales, algunos de los cuales recibieron protección policial, por la propiedad de tierras que los indígenas consideran propias.

Nicaragua debe reconocer
derechos de pueblos indígenas
Maritza Centeno, Miembro del Movimiento Indígena de Nicaragua (MIN), expresó que la

sentencia de CIDH emitida a favor de los hermanos mapuches es un llamado al Estado de Nicaragua, a asumir con responsabilidad una postura para darle solución a las demandas de los pueblos originarios del pacífico, centro y norte del país.

Maritza Centeno (arriba) y Calos Torres.

Maritza Centeno (arriba) y Calos Torres.

Llamó al Estado de Nicaragua a cumplir el Convenio 169, Sobre pueblos indigenas y tribales, de la Organización Internacional del Trabajo, y que se promueva el respeto y cumplimiento de los derechos humanos reconocidos por las Naciones Unidas. “Que empiece a generar espacios de diálogo y crear una estructura de concertación de manera constructiva”, dijo.

Por su parte, el activista del Pueblo Indígena de Jinotega, Carlos Torres Reyes, manifestó que la sentencia es un logro muy importante para “nuestro hermano pueblo” (mapuche), e instó al gobierno de Nicaragua a reconocer la identidad de los pueblos indígenas del pacífico, centro y norte de Nicaragua, ya que no sólo existen los hermanos de la costa Caribe.

Según el MIN, los pueblos indígenas del pacifico, centro y norte de Nicaragua enfrentan la invasión de tierras promovidas por sectores económicos del país. Como ejemplo citan la usurpación de tierras del proyecto turístico Flor de Mayo al Pueblo Salinas de Nahualapa y las invasiones a territorios y venta ilegal de propiedades en los pueblos Indígenas de Muy Muy de Matagalpa y Urbaite – Las Pilas en la Isla de Ometepe, por lo que la lucha del pueblo mapuche es un ejemplo a seguir.

Pueblos indígenas y sindicatos de Nicaragua estrechan lazos.

Foto Indigena

Oscar Álvarez

Servicio Informativo RDS

comunicacionrds@gmail.com

Voces de solidaridad y un llamado a la defensa de los derechos de los pueblos indígenas por parte de sindicalistas fue parte del ambiente que se vivió este martes cuatro de marzo, durante el intercambio entre pueblos indígenas del pacifico, centro y norte de Nicaragua  con sindicatos del país.

El intercambio organizado por la Organización Internacional del Trabajo (OIT), es  parte de una serie de sesiones que se realizan en Honduras y Nicaragua para dar conocer los alcances del Convenio 169, “Sobre pueblos indígenas y tribales en países independientes”.

La joven Eveling Guido Delgado, del Pueblo Indígena de Salinas de Nahualapa, explicó a representantes sindicales que entre los temas a abordar en el seno de los pueblos indígenas están los derechos de la mujer, debido a los altos índices de violencia, la poca atención en salud y el derecho a la participación.

Por su parte, Víctor Machado, cacique menor del Pueblo Indígena de El Viejo, describió el proceso de despojo que han vivido los pueblos indígenas desde los tiempos coloniales y que se mantienen a la fecha. En la actualidad muchos territorios de pueblos indígenas tienen una gran presión por parte de inversores turísticos, terratenientes y megaproyectos.

En tanto que Liseth Rodríguez, asesora legal del Movimiento Indígena de Nicaragua destacó la importancia

Carlos Lacan (consultor OIT) izq., seguido de Aminadad Rodríguez MIN, Liseth Rodriguez MIN y Víctor Machado (Cacique menor El Viejo)

Carlos Lacan (consultor OIT) izq., seguido de Aminadad Rodríguez MIN, Liseth Rodriguez MIN y Víctor Machado (Cacique menor El Viejo)

de las reivindicaciones alcanzadas en la parte legislativa como la promulgación de Ley de medicina tradicional ancestral y la Ley de trato digno y equitativo a pueblos indígenas y afro-descendientes, entre otras. No obstante, aclaró que en el caso de las recientes reformas constitucionales se careció de una consulta para que se ollera el punto de vista de los pueblos indígenas.

Tras una presentación de la situación de los pueblos indígenas,  principalmente, de la regiones del pacifico, centro y norte de Nicaragua, los representantes sindicales llamaron al liderazgo indígena a la defensa de sus derechos.

Pueblos Indígenas conmemoran Dia de Resistencia

Imagen

12 DE OCT 2012

La Comunidad Indígena de Monimbó fue la sede del Encuentro de Pueblos Indígenas: “UNA REFLEXIÓN SOBRE LA RUTA HISTÓRICA DE LA COLONIZACIÓN, SUS EFECTOS EN NICARAGUA, NUESTRA CULTURA Y TRADICIONES” en conmemoración del 12 de Octubre, Día de la Resistencia Indígena y Afro descendiente.

La actividad fue organizada por la Alcaldía de Vara de Monimbò en coordinación con Red Nicaragüense por la Democracia y el Desarrollo (RNDDL), Red de Desarrollo Sostenible (RDS) y el Movimiento Indígena de Nicaragua (MIN).

El programa incluyó un espacio de reflexión acerca de las lecciones aprendidas que da la historia y la lucha de los pueblos indígenas, bailes tradicionales de la Comunidad Indígena de Monimbó y la presentación de muestras de audio del proyecto Mujeres Indígenas del Pacífico, Centro y Norte de Nicaragua accediendo a las nueva tecnologías de información y comunicación.

Dicho proyecto es implementado por el MIN y RDS y cuenta con el apoyo de la Organización de las Naciones Unidas para Educación la Ciencia y la Cultura (UNESCO).